Academia Cultura, Generacion 60

Viernes 13 "El encuentro"

Generación 60


Este es el fiel reflejo de lo que ayer sucedió. Un grupo de hombres y mujeres 35 años después. Claro está que el tiempo ha pasado aunque yo vi que nos ha servido de mucho. Serenidad en la mirada, sinceridad en el abrazo, contención de las emociones. Gente que ha ocupado su vida en VIVIR.

Viernes 13 "El encuentro"

Generación 60


Este es el fiel reflejo de lo que ayer sucedió. Un grupo de hombres y mujeres 35 años después. Claro está que el tiempo ha pasado aunque yo vi que nos ha servido de mucho. Serenidad en la mirada, sinceridad en el abrazo, contención de las emociones. Gente que ha ocupado su vida en VIVIR.

La meva versió

Generación 60


La meva versió és una iniciativa de participació col·lectiva. Volem construir una gran història a partir de les petites històries que altres Generació 60 ja han escrit.

Clica aquí i segueix el fil de la història, la nostra història.

Academia Cultura de L'Hospitalet de Llobregat

Generación 60


Una balconada enlaire, una finestra tancada, una persiana baixada? El lloc on vam créixer un grapat de nois i noies que ara, retrobats, recordem amb certa nostàlgia. Des d'aquí li obrírem les escotilles a la vida...
¿Un balcón en alto, una ventana cerrada, una persiana echada? El lugar en donde crecimos un grupo de muchachos y muchachas que ahora, juntos de nuevo, recordamos con cierta nostalgia. Desde aquí le abrimos las escotillas a la vida...

Ante todo, supervivencia

Generación 60


Después de muchos años juntos, más de 100 en la misma clase, sin ventanas, los profesores fumando en clase, quedándote castigado si no te sabías la lección y jugándotelo todo en un único examen en el instituto, en donde en el mismo día te podías examinar hasta de 8 asignaturas diferentes, ¡este grupo de muchachos y muchachas hemos acabado razonablemente cuerdos!

Alguns dels ex de la Academia Cultura de l'excel·lent Generació dels 60

Generación 60


Un grapat dels nois.

Unos cuantos de los muchachos.

Abans de res, supervivència

Generación 60


Després de molts anys junts, més de 100 a la mateixa classe, sense finestres, els profes fumant a classe, et quedaves castigat si no et sabies la lliçó i t'ho jogaves tot en un únic examen a l'institut, on a més el mateix dia et podies examinar fins a de 8 assignatures diferents, aquest grapat de nois i noies hem acabat raonablement entenimentats!

Las lámparas se apagan en Berlín (la Torrasa)

Publicado por enric batiste On 13:31

Las lámparas se apagan en Berlín

“Las lámparas se apagan en Berlín”, eran las palabras repetidas como un eco aquella noche del veinte de marzo. Sobre el alféizar de las ventanas, a duras penas se vislumbran unos pocos discos de corcho flotando en el aire con su mecha encendida.


Así era en efecto, aquel cordón umbilical, aquel tejido hilvanado otrora con chispas de fuego la vigilia de primavera, aquel tácito ceremonial en el que toda la población de un barrio se volcaba para festejar su eclosión y su permanencia, aquella celebración de una condición privilegiada −que se había resumido en el eslogan del “¡Todo es posible en Berlín!”−, aquel elogio del nacimiento y la existencia de una determinada longitud y latitud sobre la capa de la Tierra, aquella conjura, aquella conjetura, aquel sortilegio... Veinte de marzo, y las lámparas se apagaban en Berlín…


Años atrás, no había vecino en Berlín, desde el más disipado al más austero −por muchos altibajos que hubiera sufrido su vida y su ánimo y su suerte en los últimos tiempos−, que la noche en que entraba la estación más bella dejara de prender una mariposa de luz de aceite en su ventana. Ése era el secreto ritual, el símbolo de la comunión, la seña de identidad y reconocimiento de los habitantes de Berlín, o, dicho de otro modo −en las palabras que a los propios berlineses les gustaba emplear−: “la confirmación de su orgullo y su estigma, su realidad y su fábula, su claro y su oscuro”.


Veinte de marzo, y las lámparas se apagaban en Berlín. ¿Volverán a encenderse? ¿Será Berlín de verdad esa vez? ¿Dónde estaré entonces?...

0 Response to "Las lámparas se apagan en Berlín (la Torrasa)"

¿Qué profesor te ha marcado más?